Cuando Díos era un conejo

Título: Cuando Díos era un conejo
Autora: Sara Winman
Páginas: 376
Editorial: Ediciones B

Sinopsis:


 El mundo de la joven Elly lo conforman sus cariñosos pero sumamente distraídos padres; su mejor amiga, que huele a patatas fritas y conoce palabras exóticas como «blasfemia»; su tía actriz, que le brinda consejos para destacar en las representaciones escolares, y entre otros personajes variopintos, un conejo que se llama Dios. Pero en la infancia de Elly, la única constante es su hermano Joe. Veinte años más tarde, Elly y Joe siguen tan unidos como siempre… hasta que una soleada mañana un suceso inolvidable y aterrador amenaza con destruir para siempre el vínculo que los une.

Cuando Dios era un conejo nos transporta, a lo largo de cuatro décadas, de las afueras de Essex a la costa de Cornualles y las calles de Nueva York. Una novela sobre la infancia, la excentricidad, la fuerza de los lazos familiares, las pérdidas y la vida. Pero, sobre todo, una novela acerca del amor en todas sus formas.


Mis comentarios

Una de nuestras principales protaginistas es Elly, su hermano Joe, que viven con sus padres. Su mejor amiga Jenny Penny que también es otra de las grandes protagonistas, la madre de Jenny, el vecino Sr. Golan, la tía Nancy que es una actriz de cine perdidamente enamorada de la madre de Elly y el mejor amigo de Joe, Charlie. 

El libro se divide en dos partes. la primera nos cuenta como se desarrolla su infancia y al ser contada a través de las impresiones de una niña hay momentos en los que te sorprende.
La segunda parte, ya es adulta y nos cuenta la vida que se ha formado.

Elly tiene un conejo como mascota, Díos. El conejo habla con ella y sólo ella puede oírle. 
Uno de los momentos mas emotivos, a mi parecer, es cuando muere Díos. Es muy importante para ella su mascota, más tarde vuelve a reencontrarse con él en el bosque pero lo hace para que Elly sepa que esta bien. 

Joe, el hermano de Elly, tiene una relación muy especial con Charlie, su amigo. Hasta que un día se entera de que se tiene que ir de la ciudad y Joe se lo toma bastante mal aunque después sucede algo que hace que recapacite, el secuestro de Charlie. Afortunadamente todo sale bien.

Jenny es una niña muy especial, parece ser que tiene un don especial para adivinar sucesos. Planean muchas cosas juntas como marcharse de casa pero cuando realmente ocurre que sólo Elly tiene que irse con su familia a otro sitio la ruptura entre ellas es muy complicada.
La madre de Jenny es una mujer muy excéntrica y con el tiempo tienen que marcharse de la ciudad también porque el novio con el que esta es un maltratador y tiene que ocultar su identidad y el lugar a donde van.

El Sr. Golan, su vecino se lleva muy bien con ella hasta que un día de repente deja de ir allí y se deja entrever que abuso de ella. Sólo lo sabe Joe.

Cuando se van de su casa, entierran una caja con algunos objetos dentro que hasta el final de la segunda parte no sabremos que contiene. 

Ya en la segunda parte con Elly ya adulta, hay muchos sucesos que no dejan intrigados. Por ejemplo, cuando ocurre el atentado contra las torres gemelas Joe y Charlie están cerca de allí y por un tiempo nada se sabe de Joe. 
Sufre amnesia y no recuerda a nadie. Elly se siente muy mal porque con Joe tenia una gran complicidad y de repente parecen desconocidos y se siente perdida hasta que por fin vuelven a tener la relación que tenían.

Jenny Penny esta ingresada en prisión por matar a su marido que la maltrataba también y por fin vuelven a reencontrarse las amigas de la infancia. 

La caja contenía una carta que escribió Joe.

Este libro me ha gustado mucho, habla de las relaciones entre hermanos, entre amigos, entre la familia. 
He disfrutado más con la primera parte que hablaba sobre su infancia. Narraba las cosas que pasaban como una niña que era y las cosas a las que daba importancia. 
Muy recomendable.

Os dejo el booktrailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario